close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

¿Qué vacunas imprescindibles tengo que ponerme durante el embarazo?

vacunas embarazadas

Hay tres vacunas especialmente importantes durante el embarazo: las de la gripe, la tos ferina y el tétanos.

La gripe durante el embarazo

La gripe es especialmente peligrosa durante el embarazo. Peligrosa para el feto (riesgo de parto prematuro o de bajo peso al nacer) y también para la madre (riesgo de complicaciones graves). Es por ello que las embarazadas constituyen uno de los grupos que deberían vacunarse de la gripe, como los ancianos o los enfermos crónicos. Vacunese durante la campaña (habitualmente en octubre), tanto si está al comienzo del embarazo como si ya falta poco, e incluso si planea quedar embarazada este invierno.

Recuerde que los anticuerpos de la madre pasan a través de la placenta y protegen al bebé durante los primeros meses. Una gran ventaja, porque la gripe también puede tener graves complicaciones en un recién nacido.

vacunas embarazadas

La tos ferina en embarazadas

La tos ferina, que nunca había desaparecido, está repuntando en España en los últimos años, sobre todo en adultos. No es tan grave como en los niños pequeños, y muchas veces pasa desapercibida: “Tuve una gripe muy fuerte” o “pasé un mes fatal de mi bronquitis crónica”. Pero esto aumenta el riesgo de contagio para los recién nacidos, y la tos ferina es especialmente grave durante los primeros dos meses de vida, cuando el niño aún no se ha vacunado (si pudiéramos los vacunaríem al nacer, pero es imposible, la vacuna no funciona hasta las seis o, mejor, ocho semanas).

La única manera de proteger estos bebés es vacunar la embarazada, precisamente en la semana 26 o 27 de gestación, por lo que los anticuerpos (que pasan a través de la placenta) estén al nivel máximo en el momento del parto. Poco después, el nivel de anticuerpos de la madre volverá a bajar. Ella estará protegida contra la tos ferina durante décadas, porque conserva los leucocitos con memoria, capaces de fabricar anticuerpos rápidamente en caso de necesidad. Pero el feto no recibe estos leucocitos; sólo los anticuerpos, por lo que la madre debe volver a vacunar al siguiente embarazo, llegue cuando llegue.

La enfermedad del tétanos neonatal

El tétanos neonatal era, hace cien años, una enfermedad frecuente y casi siempre mortal. Los recién nacidos se infectaban a partir de la herida del cordón umbilical. En el Tercer Mundo, donde muchos adultos no están vacunados correctamente, todas las embarazadas reciben dos dosis de vacuna antitetánica, para que puedan transmitir los anticuerpos al bebé.En Europa, en principio no sería necesario … pero recordemos que hay un pequeño número de niños sin vacunar, niños de riesgo que serán adultos de riesgo.

De todos modos, la vacuna de la tos ferina no viene sola, sino junto con la difteria y el tétanos, por lo que las embarazadas reciben ahora, al menos, una dosis.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page