• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

Orgasmos en el embarazo

orgasmos embarazo

El embarazo no se acompaña, únicamente, de una intensificación del deseo. También, se ve aumentado el placer durante las relaciones sexuales, lo que se traduce en orgasmos incomparables.orgasmos embarazo

¿Cómo se explica este fenómeno?

En principio, por una modificación fisiológica de la vagina, ligada al trastorno hormonal. Así, los labios menores se pigmentan y oscurecen, y el clítoris se agranda y ensancha. En consecuencia, la mujer se vuelve más sensible a las caricias.
Por ello, la congestión pelviana (producto de esta especie de “inundación hormonal”) provoca un estrechamiento de la vagina en su parte externa, lo cual favorece los encuentros, porque la mujer siente más el miembro viril de su pareja. Como vemos, las zonas más excitables de la vagina se sensibilizan aún más durante este período, lo que origina un considerable aumento del placer y por consiguiente mas orgasmos en el embarazo.

En resumen, las relaciones sexuales son más confortables, ya que la lubricación vaginal es más abundante por la buena actividad hormonal de la mujer. Algunos estudios e investigaciones indican que la calidad de los encuentros genitales mejora en un sesenta por ciento de los casos y alcanza sus mejores momentos hacia el sexto mes de embarazo. En tanto, al llegar al séptimo, la mujer se estabiliza, antes que su deseo vuelva a declinar de nuevo en los dos meses siguientes.

Sin lugar a dudas, en el fin del embarazo, la mujer tiene menos ganas de hacer el amor. Su vientre se torna cada vez más voluminoso, lo que dificulta el acto sexual. Por otra parte, la relación amorosa puede provocarle cansancio a la futura mamá, además de generarle dolores pelvianos.

En este período, ella está más dispuesta a una noche de ternura y caricias que al acto genital. Quizá éste sea el momento de explorar otras formas de relacionarse sexualmente con su pareja, sin necesidad de llegar a la penetración.

De todos modos, aquellos que deseen conservar una actividad sexual relativamente intensa pueden mantener relaciones sin riesgo alguno, incluso durante esta etapa del embarazo. Esto será así, excepto que el obstetra lo prohiba explícitamente. En este particular caso, los encuentros no deberán estar signados por la búsqueda del orgasmo, sino más bien por hallar una fórmula que les permita sentirse bien a ambos padres.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page