• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

Hernia inguinal en bebes

hernia inguinal en bebes

La hernia inguinal en bebes es la patología que con más frecuencia produce dolor de causa quirúrgica en el recién nacido. La aparición de sintomatología relacionada debe motivar la consulta inmediata con un Cirujano Pedíátrico.
Haremos una pequeña revisión de las causas más comunes de dolor, de causa quirúrgica, en el recién nacido. Primariamente debemos definir como recién nacido al bebe desde el día de su nacimiento hasta los 28 días de vida.

Por orden de frecuencia, el dolor de causa quirúrgica más frecuente en los recién nacidos son las hernias inguinales.

En el varón en etapa intrauterina, los testículos descienden desde su posición, debajo de los riñones migrando a nivel de los orificios inguinales, para llegar a su topografía habitual, a nivel de ambos escrotos. Frecuentemente este recorrido de los testículos termina antes del nacimiento, aunque puede completarse en el primer año de vida. Los testículos descienden desde la cavidad abdominal por un conducto llamado peritoneo-vaginal, el cual puede permanecer permeable, permitiendo así que se introduzca parte del contenido intra abdominal, lo que se conoce con el nombre de hernia inguinal en bebes. Al introducirse un asa intestinal dentro de ese pequeño orificio, la compresión provoca dolor.

Sintomatología de la hernia inguinal en bebes

Primariamente se observa una tumoración en región inguinal, el niño comienza a llorar, por dolor, llegando a rechazar el alimento o vomitar.hernia inguinal en bebes

Se debe consultar a un cirujano pediátrico, quien realizará el diagnóstico e intentará maniobras de reducción de la tumoración herniaria, colocando al niño con los miembros inferiores y las regiones inguinales más altas que el resto del cuerpo, analgésicos y suaves maniobras de reintroducción del contenido de la hernia hacia el abdomen. Estas maniobras sólo deben ser realizadas por cirujano pediátrico. De resultar efectivas, el niño se calma inmediatamente, prefiriéndose dilatar el acto quirúrgico hasta pasadas 48 horas, en las cuales el saco herniario se encontrará con menos inflamación, menos edema, menos posibilidades de recidiva y será el tratamiento definitivo. En caso de que las maniobras no sean efectivas, la intervención quirúrgica de urgencia, será el tratamiento a instaurar.

Cuando el conducto peritoneo vaginal se mantiene permeable, pero en lugar de ser ocupado por contenido abdominal, se introduce líquido, lo llamamos hidrocele. Se presenta como tumoración inguinal, pudiendo modificar su volumen durante las distintas posiciones del bebe, aumentando cuando están con la región inguinal hacia abajo, y disminuyendo cuando están acostados, dado que el líquido peritoneal se moviliza libremente. El hidrocele puede provocar dolor, en la etapa aguda, cuando recién aparece, o en el correr de su evolución, al aumentar bruscamente de tamaño. El tratamiento es conservador, se debe esperar, ya que durante el primer año de vida, pueden reabsorberse y resolverse espontáneamente, cerrándose la comunicación. En caso de hidroceles dolorosos agudos, la intervención quirúrgica de urgencia es la medida terapéutica definitiva. Nos queda recordar, si ese conducto peritoneo vaginal se ocluye proximal y distalmente, manteniendo líquido en su interior, se forma el quiste de cordón, aunque difícilmente provoca dolor, su solución es quirúrgica.

En el sexo femenino, la hernia puede provoca dolor, siendo en general la introducción de un ovario, la causa mas común del mismo. La sintomatología es la misma que en el varón, tumoración en la región inguinal, llanto, rechazo del alimento, hasta vómitos. El tratamiento es el mismo, sedación, posición y maniobras de reducción de la hernia. Una vez diagnosticada hernia de ovario es imprescindible la cirugía en el menor tiempo posible, dado que se corre el riesgo de la perdida de la gónada (ovario). En la niña, no se produce hidrocele, lo que puede verse es el quiste de Nuck, similar al quiste de cordón en el varón. Provoca dolor en etapa aguda o al aumentar bruscamente y quedar a tensión., con lo cual es necesaria la intervención quirúrgica de urgencia.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page