close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

Dieta y alimentación durante el embarazo

embarazo dieta

Pocas cosas conflictúan más a una embarazada que su peso, en especial el aumento del mismo a lo largo de los nueve meses de la dulce espera.

He conocido a pocas futuras mamas que tuviesen antojo de galletitas de salvado o ensalada de perejil y berro. Muy por el contrario, generalmente, estos tradicionales “caprichitos” tienen por objeto cosas “ricas y dulces”, como un buen plato de frutillas con mucha crema, un gran panqueque de dulce de leche o una copa helada de esas con chocolate derretido, nueces y fruta abrillantada.

Del valor alimentario de esos manjares no vamos a hablar. Sin duda alguna lo tienen, en especial por su contenido lácteo. Lo que sí nos debería ocupar es la enorme cantidad de calorías que aportan, seguramente mucho más de las necesarias.

Una buena dieta para embarazadas

Pero, ¿cuántas calorías debe tener la dieta de una embarazada, digamos, estándar en peso y altura?Algunas recomendaciones para las embarazadas en relación a la comidaalimentos Embarazo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Food and Agriculture Organization (FAO), dependientes de las Naciones Unidas, han establecido a nivel mundial recomendaciones nutricionales mínimas para las embarazadas. En realidad, siendo el embarazo un estado de salud para el cual la mujer ha sido dotada por la naturaleza, la dieta no debería modificarse especialmente, siempre y cuando ésta sea adecuada para la edad, estatura, contextura física y tipo de actividad que se desarrollara previamente al embarazo. Podría generalizarse diciendo que sería suficiente con aumentar aproximadamente unas 200 calorías diarias al régimen anterior.

Pero lo que ocurre en realidad es que muy pocas mujeres tienen una ingesta adecuada a sus requerimientos. En un extremo vemos a las muy preocupadas por la imagen corporal, víctimas de una moda que odia las formas femeninas, lindante con la anorexia. Dietas severísimas para pesar mucho menos de lo que corresponde, habitúan a un rechazo sistemático de los alimentos. En el otro, están las golosas, esas que, si bien se frustran un poco cuando se miran al espejo, no pueden sustraerse a la tentación cada vez que tienen algo dulce a su alcance. ¡Y ni hablar de las que siguen a sus maridos en dos platos, pan con manteca, vino o cerveza, postre y café!embarazo dieta

También están aquellas que sufren las consecuencias de nuestro semidesarrollo y que, lamentablemente no son la minoría en muchas regiones de nuestro país. En estos casos, la dieta es siempre insuficiente y no por los dictados de la alta costura exactamente. El aporte calórico es bajo y la calidad de los alimentos en cuanto al contenido proteico, mineral y vitamínico es casi siempre deficitaria. Por supuesto, también están las que comen bien, que afortunadamente hoy son mayoría entre las mujeres en edad reproductiva.

Algunos especialistas sugieren que las recomendaciones de la OMS en cuanto al aumento de calorías en la dieta son excesivas, ya que por lo general las mujeres sedentarias llegan al embarazo con un sobrepeso previo, y las activas disminuyen sensiblemente su actividad.

Las primeras no deberían aumentar el consumo de calorías porque en realidad deberían “bajar” relativamente de peso, aumentando a lo largo de los nueve meses mucho menos del promedio aceptado. Las últimas tampoco deberían hacerlo porque el mayor consumo de calorías que representa el embarazo se verá compensado por la disminución de la actividad, que conlleva un menor gasto energético. En otras palabras: ni las gorditas ni las aerobistas deberían comer más.

Show 1 Comment

1 Comment

  • mariajo
    4 Septiembre, 2015 Reply

    Sigue una dieta equilibrada. Te recomendamos que visites nuestro artículo sobre la alimentación durante el embarazo

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page