• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

7 semanas de embarazo

7 semanas de embarazo

Sobre las 7 semanas de embarazo, te encuentras a mediados del segundo mes y la manera sorprendente en que crece tu bebé sigue su ritmo.

También los cambios en tu útero se hacen presentes debido a que éste se reblandece para que el embrión pueda implantarse firmemente, también se presentará el agrandamiento de la mucosa cervical o tapón mucoso, lo que va a garantizar que tu cuello uterino quede aislado durante toda la gestación del mundo exterior.

El tapón mucoso es una secreción producida por tu cuerpo en el cuello uterino, que ayuda a proteger tu matriz de infecciones. Saldrá expulsado por tu propio cuerpo cuando éste se prepare para el parto, cuando el cuello uterino hace la función de afinarse y dilatarse.

Hay dos maneras en que la mucosa cervical puede ser expulsada por tu organismo, una es de golpe como un coágulo con textura gelatinosa y puede tener hilos de sangre. La otra forma tiene duración de varios días en forma de flujo vaginal y tiene la apariencia de clara de huevo. El flujo puede ser de varios colores, ya sea amarillento, marrón, rosa o hasta rojo.

Septima semana de embarazo

7 semanas de embarazo

  • Crecimiento del bebé:

El acelerado crecimiento de tu bebé sigue en curso y su tamaño ya supera el centímetro de largo y está cerca de alcanzar su primer gramo de peso. También el desarrollo de sus órganos y extremidades van a una velocidad increíble.semana 7 embarazo

El aumento de volumen del cerebro de tu hijo es lo que se podría considerar lo más llamativo o considerable, ya que se están generando las neuronas en él y se está haciendo la división de los dos hemisferios, que son el izquierdo que se encargará del pensamiento lógico y el derecho que se ocupa de todo lo emocional.

La cara del embrión comienza a tomar forma cada vez más humana, debido al acelerado desarrollo de los ojos, nariz, orejas, etc.

Los ojos cada vez se forman mejor e incluso ya se pueden distinguir los párpados, los ojos comienzan a adquirir pigmentación, las fosas nasales también siguen en crecimiento y la nariz va tomando forma, lo mismo está pasando con sus pequeños oídos.

Los órganos internos de igual manera se están desplegando y su corazón toma un ritmo de latidos más constantes lo cual hace que se transporte sangre por el cuerpo de tu hijo, el pequeño tejido que eran los pulmones se ha desarrollado considerablemente y ya no es sólo tejido. Por su parte el microscópico hígado ya genera glóbulos rojos que se transportan por el cuerpo de tu bebé; de éste trabajo más adelante se encargará la médula espinal. Además de estar presentes ya el páncreas y la apéndice.

La pequeña “cola” que tenía el embrión va desapareciendo poco a poco con la formación de los huesos de la columna y el aumento en el tamaño de las piernas y pies de tu bebé

Por otro lado, la placenta sigue en formación y se encargará de pasar los nutrientes directamente de tu cuerpo al del bebé, así como de deshacerse de los deshechos que produce tu hijo, también el cordón umbilical que es la principal conexión entre tú y el bebe principia su crecimiento.

Con el aumento de tamaño, también viene el incremento de movimientos del embrión, que aunque ha crecido muchísimo, aún es pequeño como para que puedas sentirlo, para ese apasionante momento aún debes esperar algo de tiempo.

  • Síntomas más comunes:

La progesterona sigue haciendo de las suyas, afectando en tus cambios de humor repentinos y constantes, aunque en algunos de los casos puede que ciertos síntomas inicien a disminuir un poco, con suerte eres una de esas mujeres afortunadas.

Desafortunadamente, otros cambios típicos en el organismo de las mujeres embarazadas se hacen presentes, tales como un tránsito intestinal más lento y si eres de las mujeres que sufren estreñimiento, sin duda vas a notar que ésta condición empeora.

  • Recomendaciones para la madre en la septima semana de embarazo:

Si hasta este punto de tu embarazo aún no te ganaron las ansias por visitar al médico especialista, ya va siendo momento que prepares tu primera visita para poder llevar a fin un apropiado control de tu peso y de la presión arterial. Recuerda además que el tamaño de tu hijo ya llega o incluso sobrepasa el centímetro, por lo cual ya podrás verlo a la perfección por primera vez con una ecografía.

También están las parejas que aún ni siquiera dan la noticia a sus familiares y amigos, debido a que están en el último tramo de tiempo en que un embarazo puede tener riesgos o complicaciones. Por lo que prefieren esperar a pasar éste lapso.

Si eres de las mujeres a las cuales las náuseas y el vómito te han atacado de manera frecuente, un remedio natural es el jengibre, además existen medicamentos que también pueden arreglar estos desagradables malestares físicos, desde luego cabe recalcar que no te automediques sin haber consultado a tu médico de cabecera.

Aparte de dejar el consumo de vicios como el tabaco, el alcohol o evidentemente las drogas, también se recomienda dejar el café o por lo menos reducir su consumo lo más que puedas, debido a que las altas dosis de cafeína están ampliamente relacionadas con interrupciones en el embarazo durante los primeros tres meses de la gestación.

Otros consejos que debes tomar es evitar el contacto con la radiación, por ejemplo los Rayos X, así como el contacto con químicos que puedan ser peligrosos para tu piel, recuerda que todo se transmite a tu hijo.

  • Alimentación:

La importancia en el consumo de proteínas, es debido a que éste elemento proporciona un mejor desarrollo estructural del cuerpo, además que auxilia en la formación y crecimiento de los tejidos y órganos el cuerpo de tu bebé.

Las proteínas también le dan al sistema inmunológico una mayor capacidad de resistencia, por lo que al consumirlas ayudas a que las defensas se acentúen. Puedes encontrar éste elemento en alimentos tales como: Carnes, pescados, leche y huevos si hablamos de comida de procedencia animal; o en legumbres cereales y frutos secos si se trata de vegetales

*Nota: Recuerda la importancia de tener cuidado en el consumo de leche y queso que no esté pasteurizado, ya que puede presentar una bacteria llamada listeria, la cual es muy dañina y peligrosa para tu bebé.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page