• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

40 semanas de embarazo

40 semanas embarazo

En la semana número 40 de embarazo, el bebé ya se encuentra perfectamente desarrollado en anatomía y funciones, y puede ser dado a luz en cualquier momento, por lo que debes estar preparada mental y físicamente para tu parto pues, tu cuerpo se dispondrá de forma natural para esto en cualquier momento.

Información y consejos en las 40 semanas de embarazo

No te preocupes si tu bebé aún no ha nacido, en ésta etapa el bebé está perfectamente desarrollado y sólo es cuestión de tiempo para que tu parto ocurra. En ésta etapa los controles médicos serán continuos, tendrás a diario una monitorización fetal, que suministrará información del orden del parto, de tu disposición anatómica para el mismo y del crecimiento del bebé dentro de ti. Asimismo debes recordar que éste examen se practica con el fin de estudiar diariamente las 40 semanas embarazofunciones y la vitalidad de tu bebé,  la oxigenación que éste está recibiendo y su nutrición dentro de tu útero, es importante disponer de éste seguimiento diario durante la semana 40° de embarazo, pues es un estudio que favorecerá al bienestar común de ti y de tu bebé. En ésta etapa los análisis serán constantes con el fin de prevenir problemas consecuentes del tamaño del bebé, de su disposición para deslizarse por el cuello uterino o por las condiciones que presenta la cérvix materna.

Desarrollo del feto

En ésta etapa el feto ya tiene un tamaño completo y específico y está listo para nacer, pero como se encuentra dentro de tu útero, recibiendo vitalidad y nutrientes constantemente, seguirá creciendo, pues su desarrollo fetal no culmina hasta estar fuera del útero materno. En los días de la semana 40 de tu embarazo,  la gran mayoría de la Vérmix (grasa dispuesta sobre toda la dermis del bebé) habrá desaparecido, aunque pueden quedar algunos restos en sus pliegues y zonas cóncavas. Ya tendrá las uñas de los pies y las manos largas, y aunque no puedas verlo, tu bebé ya tendrá pestañas y pelito en la cabeza y cejas.40 semanas de embarazo bebe

Como consecuencia de que tu bebé continúa dentro de tu útero, éste seguirá teniendo un crecimiento fetal prolongado hasta que nazca. Dicho esto, tu bebé puede estar midiendo durante ésta semana entre unos 48 centímetros y 53 centímetros, y su peso al nacer podría variar entre los 3.000 gramos y los 4.500 gramos, lo cual es sinónimo de que su desarrollo embrionario y fetal ha sido todo un éxito. La parte más grande del cuerpo de tu bebé será la cabeza, pero gracias a la flexibilidad ósea presente en cada uno de sus huesos, podrá desplazarse cómodamente a través del canal vaginal de la madre. Al momento del parto lo primero que saldrá será la cabeza, luego su dorso, y por último el resto de su cuerpo y extremidades. Durante ésta semana, debes tener en cuenta la importancia que tiene para ti y para tu bebé el equilibrio mental de la madre, no debes preocuparte durante la espera del parto puesto que, ése tiempo solo está siendo puesto a disposición para preparar las condiciones físicas óptimas para el parto. Además debes tener en cuenta que la mayoría de los partos, aproximadamente un 80% de éstos, se dan muy cercanos a la semana 40, tres días antes o 3 días después de esta semana, por lo que la prolongación de tu parto no es algo más que consecuencia de una mala cuenta, y además un suceso natural.

Nadie sabe qué factor o función es la que desencadena el parto, pero existen procesos que interactúan entre el organismo del feto y de la madre que traen como consecuencia la aparición de las condiciones necesarias y esenciales para el parto. Actualmente se ha estudiado un proceso que se lleva a cabo entre los pulmones del feto, el útero y la placenta de la madre momentos antes del parto, es conocido como un mecanismo entre sustancias que actúan sobre el líquido amniótico de la madre y desencadenan un conjunto de segregaciones hormonales que, conducen a las condiciones físicas de la madre para el parto. Afirmando esto, se conoce que los pulmones del niño y la placenta de la madre son el origen de la sincronización pre – parto. En el momento en el cual los pulmones del bebé están maduros, los mismos segregan una proteína que viaja por el torrente sanguíneo, donde pasa a la madre a través del mecanismo nutricional del bebé y asimismo, pasa a actuar directamente en el líquido amniótico de la madre. Ésta proteína altera la producción de hormonas por parte de la madre. Estos cambios generan efectos en la placenta materna que hacen que la emisión de progesterona se vea estrictamente reducida y se fomente directamente la producción de una nueva hormona conocida como oxitocina. La oxitocina es una hormona producida por los núcleos supra ópticos y para ventriculares del hipotálamo, al mismo tiempo funciona como neuro transmisor, influye en la conducta materna al momento de tener un parto y, se libera en grandes cantidades tras la distensión del cérvix uterino y la vagina durante el parto. En pocas palabras, regula las contracciones del útero e indica si hay existencia de parto. También bloquea tus recuerdos y te ayuda a olvidar el dolor y unirte al bebé en ése momento tan importante, la concepción.

Los cambios en el cuerpo de la madre

Ya son 40 semanas de embarazo, en general tu cuerpo anatómicamente está diferente, tu ombligo, tus pechos, tu útero e incluso tus caderas han sufrido muchos cambios, consecuencia de todo el proceso del embarazo. El bebé ya está encajado y disponiéndose físicamente para salir en cualquier momento, notarás que al optar por ésta posición hará presión en tu vejiga, por lo que posiblemente tengas que orinar con una frecuencia mucho mayor que en etapas anteriores. También es posible dentro de algunos casos que tengas hinchazón en tus tobillos y pies, y aparezcan algunas pequeñas estrías en tu zona abdominal, pero ante ésto sólo debes relajarte y esperar cómodamente el momento del parto. El cérvix, conocido más comúnmente como cuello uterino, estará dilatado y bastante madurado, como consecuencia del proceso explicado anteriormente,  lo cual significa que en cualquier momento podrá ocurrir el parto.

Al mismo momento que continúan las revisiones mediante la monitorización fetal, puede que te realicen un perfil biofísico, esto con fin de estudiar más a fondo tus funciones uterinas y las funciones vitales del bebé, así como los procesos que se están llevando entre tú y tu bebé antes del parto. Un examen de la cérvix, para observar su dilatación y “madurez” y un estudio del latido cardiaco fetal también podrán ser realizados, con el fin de tener la mayor cantidad de conocimientos y afrontar exitosamente el parto.

Ante todo esto, lo más importante es que conozcas las señales que indicarán el momento del parto y que además, estés preparada para el mismo. A continuación, algunas señales universales de parto:

  • Tu bebé desciende y se posiciona para salir cerca de tu cuello uterino
  • Se empieza a notar un aumento en las contracciones Braxton Hicks
  • El cuello uterino, también conocido como cérvix se dilata y ablanda
  • Se expulsa el tapón mucoso y se nota un flujo de sangre
  • Rompes la fuente de aguas

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page