• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

38 semanas de embarazo

38 semanas de embarazo

A las 38 semanas de embarazo, si el parto no se adelanta, empieza la cuenta regresiva del nuevo nacimiento. Es imposible, aún con los equipos médicos más adelantados, predecir el día del nacimiento. Si repasamos las estadísticas, solo el 5% de los bebés nacen en la fecha prevista, sino antes o después.

Información y consejos para la 38 semana de embarazo

Desarrollo del bebe.

El bebé ha crecido exponencialmente, y probablemente pesa entre 2,7 y 3,4 kilos y mide entre 48 y 51 centímetros. Ya tiene dominio de sus manitas, reflejos que manifiestan ya al nacer, cuando busca tomar los dedos de su madre, o sujetarse a su pecho. Sus órganos están completamente desarrollados y en su lugar. Sus pulmones y su cerebro ya pudieran funcionar si deseara nacer en esa etapa. Aunque continuarán madurando en toda su infancia.

En la semana 38 de embarazo los ojos del bebé se terminan de definir.

En la semana 38 las alertas deben estar centradas en las señales que indiquen la ruptura de la fuente y en el control, de parte de la gestante, de las contracciones, que se irán dando con mayor frecuencia, aunque separadas. Si son muy intensas y continuadas por más de 5 horas, es posible que la madre ya esté en proceso de parto.bebe 38 semanas embarazo

La ruptura de la fuente se debe a que la membrana que contiene el líquido amniótico está compuesta por una red de células que pueden debilitarse con las hormonas, la presión del útero o la fuerza de las contracciones del parto. Cuando esta red se rompe completamente, rompe la fuente de líquidos. Es importante, por eso, que la gestante no realice ningún movimiento brusco, evite caídas, y no levante ningún tipo de peso. Pues, una vez que rompe fuente, es muy posible que el parto empiece pronto. Aunque hay mujeres cuyo parto se inicia antes de romper la fuente.

La medicina moderna aún no descifra qué desencadena el parto exactamente. Lo que sí sabemos es que los pulmones del niño y la placenta de la madre son la clave de la sincronización. Cuando los pulmones están maduros, segregan una proteína al líquido amniótico que altera la producción hormonas. Este cambio hace que la placenta reduzca la emisión de la hormona progesterona y fomente la producción de una nueva hormona: la oxitocina.

La oxitocina es una hormona que regula las contracciones del útero e indica si hay parto. También bloquea los recuerdos y ayuda a olvidar el dolor en un trance que une íntimamente a la madre con su hijo.

En las 38 semanas de embarazo el lanugo (vello que cubre la piel del bebé) está desapareciendo  y el unto sebáceo (grasa que cubre la piel del bebé) es más abundante y servirá de ahora en más para permitir el deslizamiento del bebé en el canal del parto. Los intestinos del bebé han comenzado a producir una sustancia llamada meconio que es su primera materia fecal. La misma se eliminará, en condiciones normales, después del nacimiento.

La cabeza del bebé está ya cubierta de pelo y tiene el aspecto con el que nacerá. Algunos bebés nacen con mucho pelo mientras que otros nacen casi pelados, pero es algo que luego puede revertirse. El pelo con el que nacen suele caerse a lo largo de los primeros meses de vida.

Cambios en la madre durante las 38 semanas de embarazo

A esta altura la mamá sentirá especialmente: Cansancio. Se presentará dificultad para dormir en la noche, y durante el día el mínimo esfuerzo parecerá muy grande.

38 semanas de embarazo

La higiene de las partes íntimas debe ser una tarea repetida durante el día, en esta etapa el flujo vaginal es espeso y abundante, se orina con frecuencia, y los orificios están dilatados. Con una higiene adecuada se evita infecciones que dificulten el desarrollo de un parto normal. Se les recomienda a las madres, para esta etapa del embarazo, utilizar antimicóticos para prevenir escozor genital.

En la semana 38 de embarazo se puede notar como el abdomen toma la forma según la posición que adopte el bebé, o cuando estire sus brazos y piernas. Las molestias comienzan aparecer y se puede notar el ombligo de la madre más expuesto, como consecuencia de los últimos estirones de la barriga provocados por el bebé.

El fondo del útero de la gestante puede haber descendido de su ubicación rozando el borde inferior del esternón, acompañando el descenso del bebé. Esto puede dar la sensación de mejoría respecto a las dificultades respiratorias o digestivas de la madre, pero incrementará la presión a nivel del pubis.

Para esta etapa del embarazo, la madre sentirá una presión que empuja su vientre desde adentro, motivado por el encajamiento del bebé que está ubicado en posición fetal, y descansa en el cuello del útero. El peso del bebé se notará mucho más que las semanas anteriores, haciendo presión en la vejiga produciendo ganas de orinar con mayor frecuencia.

El cérvix (cuello del útero) se va dilatando para prepararse para el parto. Se empiezan a hinchar los tobillos y pies de la madre. Para ello se recomienda que la gestante coloque los pies en alto y tome los descansos que le sean necesarios. Para evitarle estrés a la madre se debe tener a mano un bolso preparado con todas las cosas que la gestante va necesitar llevar al hospital.

La madre debe cuidar mucho de evitar, en esta etapa, sufrir una enfermedad llamada preclamsia. Sus síntomas son: Hinchazón en brazos y cara, aumento súbito de peso, dolores de cabeza persistentes, visión borrosa, aparecen puntos rojos en el campo visual y dolor abdominal. Ante la manifestación de estas señales se debe dirigir urgentemente al médico.

Pruebas en la semana 38 de embarazo

A los exámenes ginecológicos y ecográficos se le añade también el registro cardiotocográfico del bebé. Consiste en colocar a la madre unos detectores para que registren los latidos del corazón del bebé y las contracciones del útero. Lo normal es que cuando el útero se contraiga, el corazón del bebé lata más deprisa durante unos segundos. Eso indica que todo va bien y que el bebé tiene un buen estado de salud.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page