• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

35 semanas de embarazo

35 semanas de embarazo

Ahora sí que no falta prácticamente nada ¡Tu bebé está en camino! Ya te encuentras casi finalizando lo que se conoce como el tercer trimestre del embarazo, a tan solo 5 semanas más para el día esperado. Ocho meses es un extenso lapso de tiempo aunque quizás ahorita sientas que los días pasaron volando. El viaje ha sido bastante largo y seguro tienes un montón de experiencias y aprendizajes fruto de éste recorrido.

Los primeros meses de nauseas, vómitos, mareos, dolores de cabeza, hace mucho que quedaron atrás. Luego empezó a hacerse evidente el crecimiento de tu barriga por la elevación progresivo de tu útero para darle un mejor alojamiento al nuevo miembro de la familia. Seguro te llena de nostalgia recordar esas visitas al ginecólogo de las que salías con las primeras fotografías de tu bebé tras los ecosonogramas. Te debe parecer ayer que viste por primera vez a ese pequeño embrión que ya se encuentra a pocas semanas de ser un niño recién nacido.

35 semanas de embarazo, información y consejos

  • Desarrollo del bebe.

35 semanas embarazo bebePara este momento, tu bebe es más o menos del tamaño de un melón verde, pesando alrededor de unos 2.3 kilogramos y midiendo más de 43 cm de la cabeza a los pies. Increíble que estés llevando todo eso dentro de ti, ¿verdad? Aunque para esta semana del embarazo, debes estar sumamente acostumbrada. Ya está bastante grande, por lo que ya el útero no se le hace el lugar tan espacioso que era antes para él y sus movimientos se le hacen un poco aparatosos. Pero esto no significa en ningún momento que vaya a dejar de moverse. Sigue tan activo como siempre. La única diferencia es que ahora debes estar notando como sus manitas o sus pies se marcan en la piel de tu abdomen como intentando traspasarla.

A las 35 semanas de embarazo su desarrollo físico está prácticamente completado en lo que se refiere a maduración de órganos. Ya su páncreas, hígado y riñones están completamente formados y listos para funcionar. En general, lo que le resta en las próximas semanas es crecer y aumentar un poco más de peso. Asimismo, sus pulmones ya tienen sus alvéolos maduros y su caja torácica ya ha alcanzado su debido desarrollo. Esto le permite al bebé producir sus primeros movimientos respiratorios, por lo que en caso de producirse algún parto prematuro, el niño podrá respirar por sí solo y sobrevivir la vida extrauterina. Hay pocos casos en los que necesitará de asistencia respiratoria las primeras horas o días, dependiendo del caso. Pero en líneas generales, ya el neonato está listo para sentir el aire que entra por sus fosas nasales y le permite oxigenar su cuerpo. No obstante, es importante la administración de corticoides para acelerar aún más el desarrollo pulmonar, dos días antes del parto prematuro. Esto a fin de evitar cualquier complicación y aparición de futuras patologías respiratorias.

Su cráneo también ha alcanzado su desarrollo máximo, y dentro de él, su cerebro, ya ha producido cerca de 100 billones de neuronas con sus respectivas conexiones para esta etapa del embarazo. Un hecho curioso de la semana 35 es que estudios científicos han observado que el bebé para este momento comienza a realizar movimiento oculares muy rápidos cuando duerme, lo que indicaría posible presencia de sueños que se están produciendo en la mente del feto aun estando dentro del útero.

En este período de gestación¸ ya la piel se ha estirado lo suficiente y la grasa se ha ido acumulando como para que queden tan solo pocas arrugas. De igual manera, la capa de vellitos que recubría su piel, conocida como lanugo ya está a poco de caer en su totalidad. En cuanto a sus huesos, ya se encuentran sumamente osificados en su mayoría. Esto, exceptuando los huesos craneales, los cuales se mantienen semi-cartilaginosos para poder atravesar el canal vaginal en el momento del parto.

Para este momento ya el bebé se ha posicionado de manera vertical, entre los huesos de la pelvis, preparándose para su próximo descenso hacia el mundo extrauterino. Esto es lo que se conoce como posición cefálica. Además, el cartílago blando de tu pelvis ha comenzado a expandirse para hacer el camino de tu hijo un poco más amable. Por estas razones, es muy posible que la gestante sienta una sensación de presión en la parte inferior de la pelvis. De igual manera, podrá sentir dificultad al caminar y experimentar la presencia de calambres en el área de la vagina. Notarás una cierta inflación en los genitales y un considerable aumento en tus ganas de orinar.

Cambios de la madre durante la 35 semana de gestación.

Tu útero ya ha aumentado alrededor de 15 veces su tamaño, llegando hasta un poco por debajo de tus costillas y presionando gran parte de tus órganos internos, en especial tu vejiga. De ahí el aumento de las ganas de orinar. Esto también produce que tu ombligo brote hacia afuera, producto del estiramiento de la piel. Es muy común que se produzcan ciertas contracciones abdominales denominadas Braxton Hicks que harán que se tense tu barriga pero sin dolor. Es importante que no permanezcas mucho tiempo acostada sobre tu espalda sino que intentes acostarte sobre tus costados la mayoría de las veces. Esto se debe a que acostada boca arriba se ejerce mayor presión sobre la vena cava, traduciéndose esto en hipotensión y sensaciones de mareo.35 semanas de embarazo

En esta etapa del embarazo, estarás intercambiando con tu bebé todo lo relacionado con su sistema inmune, por lo que es importante que mantengas un buen estado de salud y en lo posible, administrarte vacunas que aumenten las defensas de tu hijo aún antes del momento de su nacimiento.

A partir de esta semana es también fundamental que te realices el examen del cultivo vaginal para descartar la presencia del Streptococo agalactiae tanto en la vagina como en el ano. Este es un germen que se encuentra de manera normal en la flora vaginal sin causar ningún tipo de anomalía en la mujer. Sin embargo, puede producir patologías en el neonato tales como sepsis y otro tipo de infecciones si llega a entrar en contacto con esta bacteria en el momento de dar a luz.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page