• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

26 semanas de embarazo

26 semanas de embarazo

26 semanas de embarazo, poco más de la mitad de tu embarazo, seis meses y medio aproximadamente. En este tiempo notarás cómo el bebé empezará a moverse más. Es posible que haya un aumento en el tamaño de tu abdomen, y ten por seguro que el dolor de espalda comenzará a aumentar de intensidad cada vez más, igualmente es posible que aparezcan dolores en la pelvis. Puede haber picores en el área del abdomen.

Características de las 26 semanas de embarazo

Desarrollo del feto

En estas 26 semanas el bebé debería estar midiendo 23 centímetros aproximadamente, y pesar entre 900 gramos y 1 kilogramo. Recuerda que los expertos afirman que todos nos desarrollamos a un ritmo diferente. El feto comenzará a tener ciclos de sueño y vigilia, pasará más tiempo dormido que despierto, más sin embargo, lo sentirás cuando se encuentre despierto. Ya en este punto cuenta con todos sus sentidos desarrollados y se mantendrá alerta a todo lo que suceda, muchas personas, ya sean expertos en el tema o no, recomiendan que le hables constantemente y que en ocasiones le coloques música para estimular a tu hijo.

Aparecen sus primeros reflejos de protección ante cualquier alteración externa. El feto extenderá o contraerá sus extremidades buscando protegerse con estas. Un ejemplo de esto son las “pataditas” que el bebé da y que emocionan tanto a la madre. Comienzan a aparecer el reflejo labial de succión, lo cual hará que tu pequeño se lleve el dedo a la boca y comience a succionar. Acto que perdura hasta los primeros años de vida.

Su sistema nervioso sigue en etapa de maduración. Su capacidad termorreguladora aumenta y progresivamente aparecen los movimientos respiratorios, esto no implica que el feto esté respirando, es simplemente una práctica para el momento de salir del útero. Comienza también a acumular tejido adiposo o grasa debajo de la piel, esto ocasiona que las arrugas y los pliegues de su piel se vean reducidos. En estos momentos tu pequeño consumirá diariamente alrededor de litro y medio de líquido amniótico. Esto ayudará al desarrollo de su sistema digestivo.

La 26ª semana de gestación de gemelos

Durante esta semana es importante medir la cantidad de líquido amniótico en cada bolsa, esto es según las columnas máximas de líquido amniótico. Simultáneamente se medirá el tamaño de la vejiga de ambos fetos.

Existe la posibilidad de que aparezca el síndrome de transfusión feto fetal, en el cual uno de los gemelos o “donante”, le dará su sangre al otro que se denomina “receptor”. Para ambos es una condición grave, ya que en el caso del donante este se debilita, mientras que el receptor tiene riesgo de sufrir una insuficiencia cardiaca por el trabajo excesivo que realiza el corazón. Esto, por supuesto, en caso de ser un embarazo de gemelos.

La madre y sus cambios en estas 26 semanas

Notarás que tus pies se encuentran hinchados, tampoco te asustes si aparecen estrías en el abdomen o en el pecho, esto es algo común durante esta semana. Igualmente las aureolas mamarias seguirán creciendo y se pondrán más oscuras, es posible igualmente que aparezcan las glándulas de Morgagni, son unos pequeños bultos que segregan una sustancia para lubricar el seno y para protegerlo de alguna infección durante el tiempo de lactancia.

26 semanas de embarazoEs común que el feto se queje si te colocas en alguna posición que le resulte incomoda. Ten en cuenta que debido al crecimiento del útero, las ganas de orinar serán más frecuentes tanto de día como de noche. Esto se debe a que el útero hará presión sobre la vejiga constantemente. Por esto se recomienda reducir el consumo de líquidos.

Algunas mujeres presentan contracciones a partir de esta semana, unas más que otras y con intensidades variables, hay algunas que no llegan a sentirlas. Reciben el nombre de contracciones de Braxton-Hicks, y no son dolorosas.

Hay posibilidad de que la presión sanguínea aumente un poco y llegue al nivel en el que estaba antes del embarazo. Recordemos que durante las semanas 22 y 24 esta se mantiene en los niveles más bajos de todo el embarazo. Se recomienda que comiences a instruirte sobre la preeclampsia, una enfermedad peligrosa para ambos, el bebé y tú. Algunos de los síntomas son la súbita hinchazón de las manos y de la cara debido a la retención de agua, visión borrosa, ver puntos, aumento de peso nuevamente a causa de la retención de agua, dolores de cabeza y en la parte superior del cuerpo, estos pueden ser repentinos o persistentes. Es importante ir con tu doctor, él sabrá si es preeclampsia.

Si eres de esas mujeres que se quejan constantemente por estreñimiento y no te gustan para nada, malas noticias. El estreñimiento es uno de los síntomas más comunes durante el embarazo, y aparece a partir de las 26 semanas. Más de la mitad de las mujeres padecen de estreñimientos. Esto se debe a que el sistema digestivo trabaja de forma más lenta durante el embarazo y que el útero hace presión en el recto, de igual manera que sucede con la vejiga.

Algunas recomendaciones en esta semana 26 de embarazo

A partir de esta semana, es recomendable que la madre se mantenga atenta ante cualquier posible infección o anomalía. Es muy común que alguna infección urinaria aparezca y debe ser tratada de inmediato con ayuda de tu médico. El síntoma más inmediato y más rápido de detectar en este tipo de infecciones es el dolor al momento de orinar. Nunca hay que dejar pasar por desapercibido dolores anormales. La más frecuente de estas infecciones es la Escherichia Coli.

Puedes llevar o continuar tu control del embarazo con ecografías 3D/4D. Entre las 26 y 32 semanas del embarazo es el momento adecuado para este tipo de ecografías ya que el feto se encuentra cubierto de líquido amniótico prácticamente por completo. También existe la prueba de sobrecarga oral de glucosa, el cual permite diagnosticar diabetes gestacional. Esto se hace una vez tengas los resultados de la prueba O’Sullivan. Durante esta semana se te harán algunas pruebas de la tensión arterial y se hará un seguimiento para detectar posible pérdida de proteínas a través de la orina.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page