• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

23 semanas de embarazo

23 semanas de gestacion

23 semanas de embarazo y contando. Empieza tu sexto mes de embarazo y ya pronto serás madre de una pequeña criatura que compartió contigo tu cuerpo durante 9 meses y que poco a poco se desarrollará para vivir su vida por el mismo. Puede que hayas sentido incomodidades a lo largo de todo el proceso de gestación pero te aseguro que las alegrías que obtendrás cuando ese niño nazca harán valer todos esos dolores de cabeza y nauseas que pudiste tener durante el embarazo.23 semanas de gestacion

Información 23 semanas de embarazo

Riesgos en la 23ª semana de embarazo

Para este momento del embarazo, todos esos síntomas de malestar tales como la cefalea, ya debieron haber desaparecido. Tu cuerpo ya debió haberse acostumbrado para este momento a los cambios hormonales que se producen, a los cambios en la circulación sanguínea y demás variaciones de la preñez.

Es muy posible que esas alteraciones en la circulación sanguínea te estén produciendo hinchazón en las extremidades, especialmente en muñecas y tobillos. Esto se debe a la acumulación de líquido en los tejidos, lo cual es conocido como edema. Aunado a esto, el aumento de tu útero, que ya se debe encontrar a nivel de tu ombligo o unos centímetros por encima, presiona las venas que devuelven la sangre desde la parte de debajo de tu cuerpo hacia el corazón. Por esta última razón es que solemos sentir esa sensación de pesadez en las piernas. Es importante que salgas a caminar para evitar desarrollar varices y para estimular el bombeo de la sangre. Esto también hará que se reduzca ese cosquilleo en estas partes de tu cuerpo producto de la acumulación de líquido. Sal a caminar, da paseos y pon a mover ese corazón. También recomendamos que, cuando duermas, lo hagas recostándote de tu costado izquierdo, al igual que si te acuestas a descansar, eleva tus piernas con dirección al cielo. El líquido será eliminado casi en su totalidad cuando tu bebé nazca. Es por esto que los días posteriores al parte visitarás con más frecuencia el baño de lo que acostumbras. Sin sudas, será por esta misma razón. Te estarás limpiando y renovando, no hay de qué preocuparse.

Los cambios en el cuerpo de la madre

Ya para las 23 semanas del embarazo es muy difícil que no se note el aumento del tamaño del abdomen. Ya tu bebé pesa un poco más de medio kilo y mide cerca de 30cm, es imposible que eso no altere tu fisonomía. Este aumento de peso puede venir acompañado con dolores de espalda que pueden ser un verdadero fastidio. Para evitar esta incomodidad, o al menos aminorar el dolor, recomendamos el uso de cinturones de maternidad. Estas elásticas o cinturones ayudarán a corregir la postura y a sobrellevar mejor esta carga extra. También recomendamos, como ya dijimos anteriormente, salir a caminar al menos media hora diaria para ir fortificando los músculos de las piernas antes de que el bebé crezca aún más y el dolor de espalda se vuelva una verdadera molestia.

Otra cosa que suele ocurrir alrededor de esta etapa del período de gestación, es que tus encías estén sumamente sensibles, por lo que puede que se produzcan unos leves sangrados al momento de cepillar tus dientes. Sin embargo, es importante que mantengas tu higiene bucal porque, debido al aumento de la sensibilidad, eres más proclive a la aparición de patologías buco-dentales. En cuanto a otros cuidados de salud, es muy importante que cuides tu alimentación. Durante este período de gestación es usual que la demanda de hierro que exija tu cuerpo sobrepase la ingesta usual que solías requerir diariamente, por lo que será importante complementar tu alimentación con suplementos de hierro para evitar la presencia de cuadros anémicos que puedan debilitarte a ti y a tu bebé.

Desarrollo del feto

En lo que se refiere al pequeño ser humano que está desarrollándose en tu interior, ya es prácticamente un niño recién nacido. Su rostro está completamente formado, pudiéndose distinguir sus labios, nariz, ojos y orejas con facilidad. Puede que sus parpados todavía se encuentren plegados y no pueda abrir los ojos, pero ¿quién sabe? Quizás tu bebé se ha desarrollado más rápido y tiene sus ojitos abiertos. No obstante, el iris aún no se ha desarrollado.

La piel de tu bebé se mantiene todavía arrugada y, aunque ya va tomando un tono más sonrosado y el proceso de pigmentación esté comenzando, la transparencia de su dermis todavía es evidente, por lo que aún se podrán observar sus venas a través de la capa dérmica. Será durante su primer año ya en el mundo exterior que su piel irá tomando el tono que tendrá en un futuro. Sus huesos ya han avanzado en el proceso de osificación desde el centro hasta los extremos del hueso. Sin embargo, gran parte de su estructura ósea sigue siendo cartilaginosa.

De igual manera, sus venas23 semanas embarazo bebe pulmonares, las cuales le ayudarán a respirar por sí mismo en un futuro cuando haya nacido, están desarrollándose en esta semana del embarazo, pero todavía falta un poco más de crecimiento para que sus pulmones y su capacidad respiratoria estén formados en un estado óptimo. Es por eso que los bebés nacidos a las 23 semanas de embarazo, encuentran tantas dificultades para respirar aunque puedan hacerlo con ayuda de aparatos especializados en caso de un parto prematuro. Así que paciencia, tu hijo todavía no está completamente listo para nacer.

Todos los sistemas que ayudarán al desenvolvimiento pleno e independiente de la vida de tu hijo, ya se encuentran madurando para esta etapa, dígase el sistema circulatorio, respiratorio, digestivo, límbico, entre otros. Gracias al desarrollo del sistema límbico, ya tu bebé es capaz de experimentar emociones rudimentarias tales como alegría, tristeza o malestar y expresarla en su cuerpo. De igual manera, al ya tener su oído algo desarrollado, en este período de gestación, puede ser beneficioso colocarle música a tu hijo con el fin de estimularlo.

El espacio con el que todavía cuenta dentro del útero, le permitirán movimientos tales como desperezarse y estirarse cuando despierta de una siesta y dar sus típicas pataditas. Ya para este momento, estos golpeteos son mucho más evidentes y lo podrán sentir personas que se encuentren fuera de tu cuerpo. Este se presenta como un excelente momento para invitar a tu esposo y a tus otros hijos, en caso de que los tengas, a palpar tu barriga para sentir los movimientos de ese ser humano que está por llegar y fomentar de esta manera los lazos afectivos que deben establecerse para la armonía familiar.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page