• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

22 semanas de embarazo

22 semanas de embarazo

Para este momento tu bebé ya cuenta con 5 meses y medio de embarazo, eso ya es más de medio embarazo transitado en camino hacia el día del parto. Debes estar sumamente ansiosa de al fin conocer a ese ser que ha estado formándose dentro de ti durante 22 semanas. Esto es ya casi medio año compartiendo tu sangre con su sangre, tus alimentos, el aire que respiras, compartiéndolo absolutamente todo con él. A pesar de que todos los fetos se desarrollan a un ritmo diferente, suelen seguir una suerte de patrón general de crecimiento, del cual intentaremos ofrecer un esbozo en estos párrafos.

Características de las 22 semanas de embarazo22 semanas de embarazo

Desarrollo del feto

Ya para esta etapa del embarazo, el feto está mucho más cerca de parecerse a un recién nacido que a un embrión. Es impresionante ver como su cuerpo se encuentra prácticamente formado como el de un bebé. Sus ojos se encuentran perfectamente formados en lo que se refiere a párpados y cejas. Tan solo falta el desarrollo del iris. De igual manera, sus párpados permanecen juntos y sus ojitos, cerrados. Ya sus labios, su nariz y todas las partes de su rostro pueden observarse diferenciadamente en un ecosonograma. Hasta en sus encías están empezando a acumularse esos pequeños niveles de esmalte, dentina, cemento y periodonto que posteriormente, cuando el niño nazca y tenga alrededor de 4 ó 7 meses, darán lugar a la erupción dentaria de la dentición decidua, popularmente conocida como dentición de leche o primaria. Claro, también puede tratarse de uno de esos poco frecuentes casos en los que el recién nacido ya cuenta con parte de su primera dentadura.

Su cuerpo, a nivel de la superficie, se encuentrasemana 22 gestacion bebe completamente formado. Mide alrededor de unos 27 cm y pesa aproximadamente medio kilo. Su piel todavía se mantiene algo arrugada y recubierta de esa fina capa de vellitos conocida como lanugo. Pero en la medida que vaya creciendo un poco más, las arrugas irán desapareciendo, al igual que el lanugo, del cual casi no quedarán vestigios para el momento del parto. Todo su cuerpo se encuentra abrazado por el vermix o unto sebáceo. Esto protege la piel del bebé contra las sustancias del líquido amniótico

Preguntarás, ¿por qué si mi bebé ya tiene toda su estructura corporal formada, no puede nacer en este momento del período de gestación? Como dijimos, el cuerpo se encuentra formado a nivel de la superficie nada más. El desarrollo de sus órganos internos indispensables para la vida, sigue produciéndose. Es precisamente a las 22 semanas de embarazo¸ donde se está empezando a formar en su pequeño abdomen un páncreas incipiente que será el encargo de la futura producción de ciertas hormonas.

Además, algo sumamente interesante que sucede en esta semana del embarazo, es que el sistema límbico del bebé experimenta un gran desarrollo. El sistema límbico es una de las estructuras cerebrales más primitivas. Está relacionada con el almacenamiento de la memoria, así como también de las respuestas emocionales del feto. Como su hipocampo y otras estructuras cerebrales que atienden la memoria no se encuentran del todo formadas, esto podría explicar el hecho de que no recordemos nada de nuestro período de gestación y que nazcamos, por decirlo de alguna manera, desmemoriados. Sin embargo, ya pueden observarse respuestas emocionales rudimentarias. No es que tu bebé ya es capaz de tener emociones complejas como un adulto ya desarrollado. Pero comenzará a ofrecer sus primeras respuestas sentimentales relacionadas con el estado de ánimo, casi siempre limitadas a sensaciones de alegría, desagrado, malestar o molestia. De estas emociones se podrán ver respuestas del bebé en el útero, evidenciándose sonrisas o risas, ceños fruncidos y hasta llanto.  De igual manera, el feto todavía cuenta con espacio suficiente para moverse, así que ya debes estar percibiendo ciertos golpeteos en tu abdomen y las típicas pataditas.

De igual manera, para las 22 semanas de embarazo, es muy posible que ya puedas escuchar el latido del corazón del bebé en casa con un estetoscopio si logras dar con el sitio donde se encuentra. Esto puede resultar un poco difícil por no poder ver en qué posición se encuentra el feto para ubicar más fácilmente su corazón. Pero seguramente cuando visites a tu ginecólogo, el utilizará un instrumento especial con el que podrás escucharlo.

Los cambios en el cuerpo de la madre

En cuanto a lo que a la madre se refiere, para la semana 22 del embarazo, tu útero habrá ascendido hasta tu ombligo y habrá desaparecido tu cintura, notándose un mayor aumento de peso. Pero no entres en pánico. Si has mantenido una buena alimentación a lo largo del embarazo, no te será difícil volver a tu peso habitual. Y si no lo has hecho, nunca es tarde para empezar. Además, para este momento todavía es provechoso realizar ciertas actividades físicas. Sal a caminar, distráete y evita el sedentarismo. Sin embargo, no te excedas en estas actividades. Realiza lo suficiente como para fortificar tu musculatura y no dejar que tus huesos soporten sin ayuda muscular todo el medio kilo extra que has ganado con el crecimiento de tu bebé y el aumento de tu propio peso, que normalmente oscila entre los 5 y 6 kg. Además, también te ayudará a evitar las varices en el futuro. Combina la caminata diaria con altos niveles de ingesta de agua y mantén tus piernas elevadas hacia el cielo cuando te encuentres acostada para evitar la hinchazón en los tobillos y extremidades inferiores.

Seguramente habrás notado que tu ritmo cardíaco se ha acelerado y que tus respiraciones se hacen más profundas, experimentando sensaciones de cansancio y adormecimiento. Este también es el momento para descansar. Aprovecha a dormir todo lo que siempre has querido y no te han dejado.

De igual manera, debes haber notado que tu abdomen se ha puesto mucho más duro. Esto se debe a las contracciones del útero que se suceden de manera esporádica para ir preparando tu camino hacia el parto. Estas contracciones y relajaciones del útero son conocidas como “contracciones de Braxton-Hicks”.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page