• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

21 semanas de embarazo

21 semanas de gestacion

Como ahora a tu bebé se le puede medir desde la cabeza hasta los pies su longitud te parecerá mucho mayor: más o menos 27 centímetros de largo y pesa 330 gramos. Para la 21ª semana de gestación confirman el sexo de los fetos femeninos, que es para cuando está totalmente formada su vagina y aparato reproductor.

A partir de ésta etapa del embarazo, la médula ósea comenzará a producir glóbulos rojos, proceso que antes llevaba a cabo el hígado en conjunto con el bazo. El aumento de tamaño de tu bebé hará que percibas sus movimientos con más frecuencia, calculándose que éstos los realiza unas 50 veces cada hora. Ésta necesidad de moverse conlleva a un ejercicio que va más allá de lo físico, lo está desarrollando mentalmente para sobrevivir al nacer.

Recuerda que durante el periodo de gestación la mayoría de los movimientos que efectúa el feto son actos reflejos que necesita desarrollar y que evocará para llevar a cabo una serie de funciones básicas que le mantendrán vivo, como la succión y el movimiento torácico.

Características de las 21 semanas de embarazo

21 semanas de gestacion

Desarrollo del feto

Durante éste periodo de gestación tu bebé comenzará a producir glóbulos rojos desde su espina ósea. Es uno de los procesos que mantendrá a lo largo de su vida y que luego se complementará con la producción desde los huesos largos. Durante las primeras semanas de gestación esto no le era posible hacerlo: dependía de la madre, el hígado y el bazo (cuando ya estuvieron formados) para poder obtener sus glóbulos rojos.

El bebé tiene además una personalidad que ya 21 semanas de embarazo-habrás ido conociendo poco a poco, así como unos hábitos que se presentan con frecuencia; por ejemplo, cuando te arreglas para dormir de un lado, él se mueve y hace que te cambies hacia tu otro costado, o prefiere que te mantengas en una posición más elevada, casi sentada antes que totalmente tumbada. Es un proceso de “negociación” por el cual deberás pasar con tu hijo durante el periodo de gestación. Es probable que se mantenga despierto mientras tú duermes y que se duerma cuando estés de faena en tu jornada diaria.

Pero los movimientos no cesan cuando él duerme, recuerda que éstos son actos reflejos y que su cerebro lo mantiene activo porque necesita fijarlos bien para su supervivencia luego de nacer, mientras desarrolla habilidades más complejas con las que puede defenderse de manera consciente.

La 21ª semana de gestación de gemelos

Ya los bebés están cada vez más grandes, con características bien definidas como su color de ojos y cabello, así como otros rasgos físicos que heredaron de papá y mamá. Los genes recesivos pueden aparecer en los gemelos en un porcentaje menor que los dominantes. De hecho, ser gemelos idénticos es una tendencia genética de las familias donde son comunes los embarazos múltiples, e incluso es más probable concebir un embarazo múltiple si es por el lado de la madre que se manifiesta éste tipo de embarazos. En el caso de los mellizos, éstos pueden ser parecidos pero no idénticos, pueden además ser de diferente sexo; es un rasgo además curioso, pues uno de los mellizos puede tener varios rasgos recesivos de la familia y el otro, los dominantes.

Hacia ésta etapa del embarazo ya se deben haber corregido algunas cosas, como la sobrealimentación de uno de los fetos y desnutrición del otro por un desorden entre los vasos sanguíneos de éstos. Además, estará muy bien monitoreado el espacio que tienen los fetos para crecer, pues si se quedan sin espacio, puede morir uno de ellos e incluso en el más triste de los casos, ambos.

Los cambios en el cuerpo de la madre

Las embarazadas de un solo feto estarán pesando ya entre 6 y 8 kilos más que al inicio del periodo de gestación, mientras que en las embarazadas de gemelos el aumento puede ser para éste momento de aproximadamente 9 kilos y medio. Es una etapa muy placentera, en la que aún no ha crecido mucho el abdomen y todavía puedes acostarte con comodidad.

Por lo general notarás dos cosas, la primera es la aparición de venas varicosas y la segunda, la aparición de un ligero acné. En el caso de las várices éstas apareen porque el aumento de peso actúa como un generador de presión sobre tus venas, que se hincharán o que puede provocar que se rompan algunos vasos sanguíneos. Para manejar la situación lo mejor será elevar las piernas cada cierto rato, o al final de la mañana y luego al final de la tarde. Hay médicos que recetan el omega 3,6 y 9 para combatirlas, así como para también hacerle frente a los problemas de colesterol y excesos de grasa.

En el caso de presentar acné, no utilices productos cargados de químicos, más bien usa un jabón neutro y abundante agua para mantener limpios tus poros. También puedes usar mascarillas de productos naturales para mantener un equilibrio en tu rostro, eliminando impurezas y manteniéndola correctamente humectada durante todas las etapas del embarazo.

Riegos en la 21ª semana de gestación

Aunque el riesgo de aborto ha disminuido en gran medida respecto a las primeras semanas de gestación debes ser ahora preventiva ante los accidentes cotidianos. Por lo general las mujeres conducen su vehículo hasta los 6 o 7 meses de embarazo, pero si presentas mucha somnolencia, calambres y dolores de espalda, te recomendamos que dejes de hacerlo. Éstas dolencias son manejables pero te quitarán capacidad de respuesta frente a una eventualidad como un simple choque, que puede costar la vida de tu bebé.

Otra de las recomendaciones que debes seguir es no exponerte ante virus, personas que tengan una gripe, ráfagas de viento o lloviznas copiosas, pues una gripe que se complica con fiebre puede ocasionar que el bebé desarrolle una malformación o que se dañe una parte de su cerebro.

Las infecciones tanto virales como bacterianas deben evitarse a toda costa durante ésta etapa del embarazo porque pueden provocar el nacimiento prematuro del bebé, lo que impediría que se desarrolle totalmente para un adecuado nacimiento.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page