• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

18 semanas de embarazo

18 semanas de embarazo

Los gestos faciales son cada vez más impresionantes en tu bebé; bosteza, succiona, puede sufrir de hipo e incluso puede llorar. Así como él puede expresarse en la 18° semana de embarazo, también puede escuchar tu voz y con el paso de los meses podrá diferenciar tu voz de la de otras personas. Es más, escucha otros sonidos propios de tu cuerpo como la circulación que ocurre en el cordón umbilical y los latidos de tu corazón. Ya el feto tiene bien ubicadas las orejas aunque todavía se ven muy sobresalientes, que al igual que los ojos han terminado el proceso de ubicación en el rostro.

El sistema digestivo comienza a funcionar practicando con el líquido amniótico que constantemente está tragando. Su crecimiento ha alcanzado en talla los 14 centímetros, mientras que pesa unos 150 gramos. Sus vasos sanguíneos y la irrigación a través de éstos puede apreciarse en su fina piel que todavía se ve transparente. Inicia una de las más bellas etapas del embarazo ya que apreciarás sus movimientos en la ecografía; también podrás ver que ha crecido mucho en comparación a la vez anterior. A partir de ésta semana el crecimiento se desacelerará un poco pues aún queda tiempo por transcurrir dentro de tu útero hasta que se el momento del alumbramiento.

18 semanas de embarazo

18 semanas de embarazo

Desarrollo del feto

Entre los aspectos más importantes del desarrollo del feto durante la 18° semana de gestación resaltan las especializaciones nerviosas y del cerebro, siendo uno de los avances de ésta semana el perfeccionamiento de los huesos auditivos y por ende su capacidad para oír. Éste es un factor que acrecentará los lazos afectivos entre tu bebé y tú, ya que se habituará a tu voz, al tono con el que te diriges a él, las palabras que utilizas; ésta será una de las primeras maneras que encontrará para calmarse tras el nacimiento, pues evocará los recuerdos fetales en los que se sentía protegido por ti, acompañado siempre de tu voz.

La capacidad de oírte le permitirá desarrollar mecanismos de respuesta frente a los estímulos que tú desencadenes, como la risa, el canto, los arrullos o tonos de voz suaves. Muchas madres tienen experiencias muy enriquecedoras durante el periodo de gestación aplicando métodos de estimulación temprana intrauterina a través de cantos o sencillas palabras que con frecuencia le repiten a su bebé.

El feto también presenta durante ésta etapa del embarazo periodos de sueño y otros de vigilia, sin embargo ya te darás cuenta que ocurre algo muy curioso: está tranquilo durante el día y en la noche está más activo. Esto sucede porque mientras caminas y te mueves por todos lados en tu jornada diaria, el feto se bambolea de un lado a otro como si se estuviera meciendo, recuerdo fetal que evocará para tranquilizarse en columpios o en su cama moviendo los pies; cuando te acuestas para dormir, al quedar en una sola posición se coloca en estado de alerta y comienza la acción: pataditas, jalones al cordón umbilical, flexión de sus piernas y brazos, prensión de manos y pies y succión. Todo esto favorece su desarrollo neurológico ya que varios sectores del cerebro trabajan con toda ésta actividad.

La 18° semana de gestación de gemelos

Los fetos gemelos han crecido a un ritmo similar al de los embarazos de un único feto, pero el espacio es cada vez menor, por lo que el crecimiento se vuelve más lento para lograr expandirse en el útero a un ritmo que no violente a tu propio organismo, pero el desarrollo de habilidades continúa su curso normal. Sus movimientos van en aumento y al ser dos, sentirás mucha actividad en tu abdomen durante ésta  semana de gestación.

Los cambios en el cuerpo de la madre

Los cambios más importantes que comienzan a partir de las 18 semanas de embarazo tienen que ver con los aspectos psicológicos, como por ejemplo preocupaciones por el dinero, la decoración del cuarto del bebé, tus propias expectativas como madre, tu relación de pareja y situación profesional. A esto se le suma que cada vez que vayas a hacerte un examen seguramente aparecerán ciertos miedos relacionados a la salud de tu bebé. Todo esto se verá reflejado en los estados de vigilia o insomnio, así como en perturbadoras pesadillas o sueños extraños.

El cambio más relevante en términos del cuerpo será el peso, que ya ha ganado unos 5 kilos y en el caso de los embarazos gemelares rondan ya los 7 kilos de peso. Como tu abdomen va creciendo y debes desarrollar un nuevo equilibrio puede que te duela la espalda, ya que sobre ella va el peso de tu bebé. Pregúntale a tu médico si puedes usar una faja para embarazadas: éstas proporcionan un soporte en la espalda y el bajo vientre sin apretarte, sólo ofrecen el soporte para que realices bien la fuerza necesaria para aguantar el peso del bebé, el saco amniótico y la placenta.

También pueden aparecer algunas estrías por el estiramiento de la piel en el bajo vientre. Te recomendamos usar cremas nutritivas y no rasarte para que no queden marcas muy profundas. Si no te ha aparecido ninguna sé preventiva y colócate rema hidratante dos veces al día, así tu piel tendrá suficiente elasticidad para adecuarse al crecimiento de tu abdomen en los próximos meses.

Riesgos en la 18° semana de embarazo

A las 18 semanas de embarazo pueden diagnosticarte placenta previa, que es una situación en la que ésta se ubica por debajo del feto; por lo general el médico te mandará reposo o disminuir un poco tu ritmo de vida, además ya te planificará una cesárea en vez de parto natural para evitar el sufrimiento fetal.

Otra de las complicaciones propias de éste periodo de gestación es el aumento de la presión arterial. Como el caudal de sangre ha aumentado, también puede ocurrir que te suba la presión arterial, condición que si no es monitoreada y controlada puede desencadenar preclamsia, lo que puede conducir a un nacimiento prematuro o generar una lamentable pérdida del embarazo. Por lo general te harán la recomendación de cambiar la dieta, comer bajo en sal y sin grasas. Si no se te estabiliza la presión arterial y te mandan de reposo debes cumplirlo cabalmente: sin levantarte ni hacer labores domésticas, pues de realizarlas igual te agitarías. Recuerda que tu salud es garante de la salud de tu bebé.

Para terminar os dejamos este vídeo donde resumimos todo lo que acontece en este cuarto mes de embarazo

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page