• Print
close
Breaking news

A la lactancia materna se le atribuye un número importante de infecciones de V...read more Antes de quedarse embarazada hay ciertas vacunas que ya deberías tener puestas....read more Las vitaminas y los minerales ofrecen al cuerpo humano los nutrientes necesarios...read more

11 semanas de embarazo

11 semanas de embarazo

Te recordamos que en esta etapa del embarazo tu bebé se encuentra en periodo fetal, pues ya abandonó la etapa embrionaria hace una semana. Él sigue creciendo a un ritmo impresionante, aumentando no sólo en peso sino en habilidades que van desarrollando su cerebro, su sistema nerviosos central y sus órganos. Alrededor de ésta semana y la número 12, tu obstetra puede sugerirte algunos exámenes especiales dependiendo de tu historia médica, antecedentes familiares y la forma en que te has sentido durante el embarazo y la ecografía que debieron realizarte la semana anterior.11 semanas de embarazo

11 semanas de embarazo

En la 11° semana de embarazo el feto produce por sí mismo glóbulos rojos y orina, uno de los principales componentes del líquido amniótico. Los reflejos del feto se desarrollan, particularmente el reflejo patelar, encargado de adiestrarnos para caminar; flota y rebota gozoso en tu útero a través del líquido amniótico. Sus pulmones y diafragma se desarrollan y tiene hipo con frecuencia.

Durante éste periodo de gestación el feto ya ha alcanzado casi los 5 centímetros y un peso de entre 7 y 8 gramos; es además el momento en que, en el caso de los fetos varones, se inicia la producción de la hormona masculina testosterona.

Desarrollo del feto en la onceava semana de embarazo

El reflejo patelar se desarrolla a las 11 semanas del embarazo, consistiendo en un acto involuntario realizado por la contracción del cuádriceps femoral, gracias a la estimulación del tendón rotuliano. Éste impulso lo generan las neuronas alfa que ya se han formado en el cerebro de tu bebé desde la décima semana de gestación. Es lo que comúnmente conocemos como pataditas y es uno de los movimientos que se perciben más rápidamente durante el embarazo. A éstas alturas son imperceptibles por la madre, pero ya a mediados del cuarto mes de gestación podrás sentirlas; mientras que para el quinto mes, podrás decirle a tus allegados que posen la mano en tu abdomen para percibir la fuerza con que tu bebé mueve sus extremidades inferiores. Éste reflejo es el que nos prepara en términos biológicos para caminar.onceava semana embarazo

Durante éste periodo de gestación la producción de glóbulos rojos en el espacio intrauterino se ha realizado gracias al saco vitelino; pero una vez que tanto el hígado como el bazo del feto empiezan a funcionar entre la 10° y 11° semana de embarazo, ésta producción la lleva a cabo de manera independiente, es decir, que ya el feto produce sus propios glóbulos rojos. Los huesos de su esqueleto empiezan a ser cada vez más duros, lo que en su momento le permitirá también producir glóbulos rojos, tanto en los que son largos como en la médula ósea. Es también una semana en la que tu bebé comenzará a estirar bien sus deditos y en menos de lo que te imaginas, podrá abrirlos y cerrarlos, convirtiéndose en un verdadero entretenimiento para el feto.

La 11° semana de gestación de gemelos

El desarrollo de los fetos de embarazo gemelar tienen  un desarrollo al mismo ritmo que aquellos en que sólo hay un feto. Los cuidados los determinará tu médico obstetra según el crecimiento que lleve cada uno de ellos; debes ser vigilante de los cuidados que amerites para que todo se desarrolle con normalidad.

En ocasiones puede pasar que uno de los dos sea más grande que el otro, lo cual es normal. Pero, cuando uno de los fetos gemelos llega a tal punto de desarrollo que le roba espacio a su hermano, las cosas pueden complicarse. Es por ésta razón que en la actualidad los obstetras se rodean de un equipo especialista que monitoree de manera específica cada una de las etapas del embarazo, lo cual permitirá diagnósticos e incluso intervenciones quirúrgicas intrauterinas que determinarán el curso de la gestación.

Los cambios en el cuerpo de la madre

Uno de los mayores cambios que experimentarás durante éste periodo de gestación será el aumento de tamaño de tu útero, lo que te ocasionará unos calambres abdominales similares a los de la menstruación. Los dolores en el bajo vientre se te harán un tanto rutinarios también por la lentitud con que trabaja ahora tu sistema digestivo, pues la hormona progesterona desacelera su normal desenvolvimiento.

Pero no te preocupes, una manera de mantener a raya los dolores abdominales producto de la lenta digestión es desarrollando actividades físicas aeróbicas, como la natación y las caminatas. Estos ejercicios te mantendrán saludable, con una buena capacidad pulmonar, vitalidad, energía, buena circulación y activación del proceso digestivo. Además evitarás así la aparición de venas varicosas.

Debes tener en cuenta las recomendaciones del médico e informarle con anticipación el tipo de ejercicio que realizarás, siempre acompañada de un profesional que pueda atenderte en caso de una eventualidad.

En ésta semana de gestación ya se estarán estabilizado tus hormonas, así que podrás decirle ¡adiós! a las molestas náuseas que te quitaban el apetito. Pero cuidado, tienes que continuar vigilando lo que comes y las porciones en que lo consumes.

Riesgos de la 11° semana de embarazo

Como ya mencionábamos en cuanto al desarrollo del feto, a las 11 semanas de gestación él ya produce por su cuenta glóbulos rojos, lo cual nos lleva a una pregunta, ¿poseen ambos el mismo factor Rh sanguíneo? Probablemente tu médico obstetra te mande a hacer un examen para conocer tu grupo sanguíneo y el Rh (positivo o negativo) para prevenirse ante una situación de diferencias sanguíneas entre el feto y tú.

Si tu factor es Rh negativo, existen altas posibilidades de incompatibilidad entre tu tipo de sangre y el de tu bebé. Esto ocasionaría algunos problemas si la sangre de tu bebé de factor Rh positivo se filtra en tu sistema circulatorio en algún momento del embarazo, pues inmediatamente tu sistema inmunológico comenzaría a producir anticuerpos, situación que sólo puede evitarse a través de una inyección de inmunoglobulina para no quedar sensibilizada al Rh.

Ten en cuenta que si tú eres Rh negativa y el padre del bebé es Rh positivo, existen un 70% de posibilidades de que él (o ella) también lo sea. Así que es preferible informa al respecto al inicio del periodo de gestación a tu médico obstetra (o él mismo te prescribirá realizarte ésos exámenes sanguíneos) para mantener un control minucioso al respecto.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page